Diabólica tentación, Walter Scott, Edith Nesbit, Kate Chopin, Charlotte Perkins Gilman, Julian Hawthorne, Mary Elizabeth Braddon, Mary Wilkins Freeman, Edgar Allan Poe
es
Kitaplar
Walter Scott,Edith Nesbit,Kate Chopin,Charlotte Perkins Gilman,Julian Hawthorne,Mary Elizabeth Braddon,Mary Wilkins Freeman,Edgar Allan Poe

Diabólica tentación

Oku
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
»Mientras me iban pasando por la cabeza estos gratos pensamientos, que poco a poco me arrullaban y adormecían, de repente me espabiló un ruido parecido al fru-fru de un vestido de seda, y a los pasos de unos zapatos de tacón, como si una mujer estuviera paseando por el cuarto. Antes de que pudiese descorrer la cortina para ver qué era lo que pasaba, cruzó entre la cama y el hogar la figura de una mujercita.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
Permaneció de pie, sorprendido por el penetrante grito de Josephine y el rápido movimiento de Richards para que su esposa no lo viera.

Cuando los médicos llegaron dijeron que ella había muerto del corazón, de una alegría demasiado intensa, quizá.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
Sabía que lloraría de nuevo al ver las manos tiernas y frágiles cruzadas en el ataúd; que el rostro que siempre la había mirado con amor infatigable estaría inmóvil, gris y muerto.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
¿Qué había ocurrido en el carruaje mientras se dirigían a la casa?

Nadie lo sabe ni lo sabrá nunca. ¡Oh, May, amor mío! Antes de que transcurriera una semana la depositaron junto a su marido en nuestro pequeño cementerio, en la colina donde crece el tomillo, en el mismo cementerio donde los dos celebraban sus citas de amor.

Así fue la boda de John Charrington.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
Me entregaron un sobre naranja.

Lo rompí para leer su contenido.

El señor Charrington se cayó del caballo a la una y media, camino a la estación. Murió en el acto.

No obstante, había contraído matrimonio con May Forster en nuestra parroquia a las tres y media. Entonces recordé:

«¡Me casaré contigo, vivo o muerto!»
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
Me entregaron un sobre naranja.

Lo rompí para leer su contenido.

El señor Charrington se cayó del caballo a la una y media, camino a la estación. Murió en el acto.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
—Mi amor, mi amor… creo que volvería de entre los muertos si me lo pidieras.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
Un murciélago, perturbado por la luz, o por mis movimientos, se soltó de los jirones de un tapiz y dio algunas vueltas vertiginosas alrededor de mi cabeza, descansando luego en la esquina más oscura. Al levantarme del inestable montón de basura donde había yacido, algo que había estado entre mis rodillas cayó al suelo dando un fuerte golpe.

Era mi banjo.

Bien, eso es todo lo que puedo contar. Mi salud estuvo seriamente comprometida. Casi toda mi sangre pareció haber sido extraída de mis venas. Estaba pálido, ojeroso, ¡y helado!

Jamás lo olvidaré. Aquella noche me acompañará en la tumba.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
—¿Has sido fiel? —preguntó— Este es mi anillo, el anillo que nos une, el anillo que me has regalado al enamorarte. Este es el anillo del Kern, el anillo encantado, y yo soy tu Ethelind Fionguala.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
—Come y bebe —dijo ella—. Has viajado mucho y necesitas alimentarte.

—¿Comerás y beberás conmigo? —pregunté, tomando una copa.

—Tú eres el único alimento que necesito —respondió—. El vino es débil y frío. Dadme un vino tan rojo y tibio como tu sangre y yo vaciaré todos los cálices.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
—Pensé que me habías olvidado —dijo ella, asintiendo, como en respuesta a mis pensamientos—. La noche se muere. ¡Nuestra única noche del año! ¡Cómo se regocijó mi corazón al oír tu amada voz cantando aquella melodía tan familiar! Bésame, mis labios están fríos.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
¡Pero qué hermosa era mi señora! Apenas pude vislumbrar las maravillas del cuarto, pues mis ojos y mis pensamientos se volcaban hacia ella. Estaba vestida de blanco, como una novia. Los diamantes resplandecían entre las trenzas de su oscuro cabello y también sobre su pecho marmóreo. Su adorable rostro y sus finos labios eran pálidos, y más pálidos parecían en contraste con el brillo oscuro de sus ojos. Me observó con una sonrisa extraña, evasiva; no obstante, había algo familiar en su porte, algo que reconocí como la melodía de una vieja canción. Algo en mí, pensé entonces, la reconocía. Ella era la mujer con la que había soñado, la que había contemplado en visiones, y cuya voz y facciones me habían atormentado desde la infancia.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
Demasiado asombrado como para ser consciente de lo extraordinario del suceso, avancé hasta ubicarme directamente debajo de la ventana; y el rostro de la mujer, al inclinarse hacia mí, estaba a menos de cuatro metros. Ella sonrió y besó la yema de sus dedos. Algo blanco cayó y flotó en el aire hasta caer a mis pies. Un instante después ella se retiró, y oí cómo se cerraban los postigos. Recogí lo que había dejado caer: un delicado pañuelo atado a una llave, minuciosamente trabajada en bronce. Evidentemente, era una invitación. Desaté la llave del pañuelo, que a su vez desencadenó un aroma débil y delicioso, como la fragancia de un jardín antiguo; y me dirigí a la puerta. No dudé, y apenas me sentí levemente extraño al cruzar la arcada.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
los vampiros generalmente se transforman. Entonces mis pensamientos retrocedieron hasta la tumba. Sin dudas, aquella era tierra sin consagrar. ¿Por qué entonces la habían enterrado allí? ¡Ethelind “la de los blancos hombros”!
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
Fue una aventura singular, ciertamente; y reflexioné sobre ella con una sensación misteriosa de placer, al tiempo que caminaba tarareando y llenándome del aire fresco. Entonces sentí algo. ¿De quién eran los pasos ligeros que me seguían? ¿Elsie? Pero no, ella no estaba ahí. Sin embargo, la misma percepción, o alucinación, se repitió varias veces hasta que alcancé las afueras de la aldea: un caminar ligero, aéreo, andando detrás, y a veces junto a mí. Aquello no me intimidó, por el contrario, me sentí halagado por la fantasmal escolta, y me rendí ante las aristas románticas de aquel ensueño.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
Elsie iba adelante. Sus pies casi marchaban en el aire. De hecho, su paso era tan ligero, tan elástico y ondulado, que todo su cuerpo parecía flotar. La extrema blancura de sus pies atraía mis ojos, y me sorprendí al notar que no estaban desnudos sino que llevaba unas sandalias delicadas y blancas, atadas con hilos de oro.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
Pero lo que realmente atrajo mi atención fue una figura que se inclinaba sobre una enorme losa cerca del camino. Era una silueta femenina envuelta en penumbras. Una inspección más detenida reveló que vestía un calla, o capa encapuchada, ropaje habitual en las mujeres irlandesas, aunque de origen claramente español.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
Entre las historias que el doctor Durdeen nos regaló hubo una sobre el Kern de Querin y su esposa, Ethelind Fionguala, que significa, dicen, “la de blancos hombros”. Parece que esta dama estuvo comprometida con uno de los O’Connor (aquí el teniente frunció los labios) pero fue secuestrada durante la noche de bodas por un grupo de vampiros que, por aquella época, según la tradición, eran un verdadero problema en Irlanda. La transportaron, ya inconsciente, hacia un festín donde ella sería el plato principal. El joven Kern de Querin, que tenía fama de gran tirador, los alcanzó y vació su arma sobre ellos. Los vampiros huyeron y el joven cargó a la dama, que estaba como anestesiada, de regreso a casa.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
Ken era un gran coleccionista. Su buen gusto era indudable, y poseía los fondos para sostenerlo. Pero de todos los objetos maravillosos que observé nada me interesó más que algunos bocetos sobre una cabeza femenina pintados al óleo.
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasma
₳Ⱡ₳₦ ̴Fantasmaalıntı yaptı6 ay önce
Años, años enteros pueden pasar; pero el recuerdo de esa época, ¡jamás! No desconocía yo, por cierto, las flores y la vid; pero el abeto y el ciprés proyectaron su sombra sobre mí noche y día. Y no conservé noción alguna de tiempo o de lugar, y se desvanecieron en el cielo las estrellas de mi destino, y desde entonces se ensombreció la tierra y sus figuras pasaron junto a mí como sombras fugaces, y entre ellas solo vi una: Morella. Los vientos del firmamento suspiraban un único sonido en mis oídos, y las olas en el mar murmuraban eternamente: Morella. Pero ella murió, y con mis propias manos la llevé a la tumba; y reí con una risa lenta y amarga al no encontrar vestigios de la primera Morella en la cripta donde enterré la segunda.
fb2epub
Dosyalarınızı sürükleyin ve bırakın (bir kerede en fazla 5 tane)