es
Osama Alomar

Los dientes del peine

Kitap eklendiğinde bana bildir
Bu kitabı okumak için Bookmate’e EPUB ya da FB2 dosyası yükleyin. Bir kitabı nasıl yüklerim?
    luna de los remediosalıntı yaptı2 yıl önce
    La sorpresa me estremeció como un terremoto... mi espíritu se llenó de grietas.
    luna de los remediosalıntı yaptı2 yıl önce
    diamante sintió nostalgia de sus orígenes y se acercó al trozo de carbón y lo abrazó con fuerza.
    luna de los remediosalıntı yaptı2 yıl önce
    Akram deshizo la compresión del tiempo.
    luna de los remediosalıntı yaptı2 yıl önce
    Me convertí en un pantano de inmovilidad y, por esto, nadie fue capaz de ver las piedras preciosas en mis profundidades.
    luna de los remediosalıntı yaptı2 yıl önce
    legué a lugares donde nunca han llegado los fantasmas.
    luna de los remediosalıntı yaptı2 yıl önce
    Porque una madre es un universo en el
    que las criaturas no pueden perderse,
    dedico este libro a mi universo
    Hugo Garzaalıntı yaptı2 yıl önce
    Osama Alomar nació en Damasco en 1968 y vive exiliado en Estados Unidos desde 2008. Mientras que en el mundo árabe ganaba premios literarios y su reputación como autor de fábulas astutas y mordaces crecía, en Chicago pasaba la mayor parte del tiempo conduciendo un taxi. Es autor de tres colecciones de relatos y de un volumen de poesía. Actualmente vive en Pittsburgh.
    Hugo Garzaalıntı yaptı2 yıl önce
    DIENTES DEL PEINE

    Algunos de los dientes del peine sentían envidia de la diferencia de clases de los humanos. Lucharon con desesperación para aumentar su altura y cuando lo lograron comenzaron a mirar con desdén a sus colegas de más abajo.

    Luego de un rato, el dueño del peine sintió deseos de peinar su cabello. Cuando lo encontró en este estado lo tiró a la basura.
    Hugo Garzaalıntı yaptı2 yıl önce
    DOS AUTOS

    Dos autos se detuvieron uno junto al otro frente a un semáforo, un modelo viejo y uno nuevo. El nuevo miró al viejo con asombro. Sus ojos rara vez habían visto este tipo de auto, que ya casi no existía.

    “Te compadezco —le dijo—. Fuiste hecho por una mano primitiva sin el toque creativo, científico, sin el poder de la invención... Mírame, soy un milagro en movimiento.”

    Sintiéndose insultado, el viejo auto le dijo: “Tal vez disfrutes los beneficios de la tecnología en tu interior, pero tu cuerpo es débil y frágil y no puede soportar ni el más ligero de los choques. Mi cuerpo fuerte tiene el poder de tolerar cualquier impacto”. Avanzando, dijo con voz grave: “Eres como un humano moderno: un cuerpo débil y una vida interior muy complicada llena de complejos y negatividad y malas inclinaciones. Yo, soy como un humano premoderno, poseedor de un alma pura y simple, viviendo en el corazón de la naturaleza y comiendo de su bondad. Los humanos en esos tiempos tenían una constitución que podía resistir cualquier enfermedad”.

    El auto nuevo ni siquiera escuchó la última oración. Tan pronto como vio la luz verde, partió lo más rápido posible y dejó atrás a su viejo colega, quien se esforzaba por mantenerse a la par con los modelos más nuevos.
    Hugo Garzaalıntı yaptı2 yıl önce
    HURACÁN Y EL ARROYO

    Le pregunté al huracán por su destino final. Me respondió asustado: “¡Si solo lo supiera!”.

    En cambio, el arroyo brilló con apacible felicidad, sabiendo perfectamente bien dónde se dirigía.
    Hugo Garzaalıntı yaptı2 yıl önce
    una noche de luna avanzo por calles repletas de gente que me llenan de soledad.
    Hugo Garzaalıntı yaptı2 yıl önce
    castigo de Dios por el nivel de deterioro moral de la gente y su desprecio a valores y principios.
    Hugo Garzaalıntı yaptı2 yıl önce
    SIGNO DE INTERROGACIÓN

    En una noche muy clara mientras descansaba en el techo de mi casa mirando las estrellas, noté en los espacios vacíos entre ellas signos de pregunta más numerosos que los mismos astros. Luego de unos minutos me quedé profundamente dormido.

    A la mañana siguiente me senté en el balcón a beber una taza de café. Miré las llanuras silenciosas y las montañas envueltas en nubes como gigantes arropados en secretos. Vi incontables signos de interrogación.

    Después de que terminé el café, entré para afeitarme. Me vi en el espejo, el signo de interrogación más grande que el ojo puede ver... retrocedí aterrorizado... Desde ese día siento un gran odio por los signos de interrogación.
    Hugo Garzaalıntı yaptı2 yıl önce
    Volví mis dolores a mi corazón... y una sonrisa apareció en mi cara.
    Hugo Garzaalıntı yaptı2 yıl önce
    “Dios... No dejes que los principios con los que fui criado se conviertan en una barrera espesa que me esconda la verdad”
    Hugo Garzaalıntı yaptı2 yıl önce
    HUMILDAD Y ARROGANCIA

    Cuando fui humilde, pensé que era un río corriendo hacia el mar. Cuando me volví arrogante, me convencí de manera cierta de que lo contrario era verdad.
    Hugo Garzaalıntı yaptı2 yıl önce
    DEGUSTACIÓN

    Satán probó con la punta de sus dedos una cantidad muy pequeña de odio humano. Fue envenenado y murió de inmediato.
    Hugo Garzaalıntı yaptı2 yıl önce
    progreso científico sirve al retroceso humano.
    Hugo Garzaalıntı yaptı2 yıl önce
    ser esclavo de conceptos e ideas destructivos es mucho más peligroso que ser esclavo de otros humanos
    Hugo Garzaalıntı yaptı2 yıl önce
    “Donde vayas... mi espíritu estará contigo, protegiéndote de la gente malvada”.
fb2epub
Dosyalarınızı sürükleyin ve bırakın (bir kerede en fazla 5 tane)