es
Juan Sisinio Pérez Garzón

Historia del feminismo

Kitap eklendiğinde bana bildir
Bu kitabı okumak için Bookmate’e EPUB ya da FB2 dosyası yükleyin. Bir kitabı nasıl yüklerim?
b9779185025alıntı yaptı2 ay önce
Elizabeth Cady Stanton (1815-1902), formada en una academia mixta y con una preparación intelectual sobresaliente, muy pronto se integró en los movimientos antiesclavistas, en los que conoció a su marido, también destacado militante abolicionista. Fue la que, dentro del movimiento de los derechos de la mujer, aportó cuestiones y exigencias que iban más allá del derecho al voto, como el control de la natalidad, las leyes sobre el divorcio y sus efectos económicos, los derechos de custodia, etc. También destacó el impulso de Margaret Fuller (1810-1850), aunque en 1848 estaba precisamente participando en el movimiento revolucionario de Italia como corresponsal. De sólida y amplia formación cultural, era muy conocida por colaborar con Ralph W. Emerson en la revista The Dial y por haber publicado aquí en 1843 su ensayo La gran demanda. Hombre contra hombre, mujer contra mujer, en la que pedía la igualdad de la mujer
b9779185025alıntı yaptı2 ay önce
contemporáneas. Pues bien, así también debe constar el Manifiesto de Seneca Falls como la apertura de una etapa definitiva de avance en las conquistas de las mujeres. Sobre todo se inició la conquista de la igualdad política, expresada a través del derecho al sufragio. Era el avance más visible, aunque no dejó de ir acompañado de otros progresos bien sustantivos en cuestiones sociales y culturales
b9779185025alıntı yaptı2 ay önce
En este sentido, la fecha de 1848 debe situarse como eje cronológico en la historia del feminismo. El Manifiesto de Seneca Falls o Declaración de sentimientos, como se tituló, debe figurar con todo derecho como el arranque de una nueva etapa en la historia de la lucha por la igualdad de las mujeres. Cierto es que en su momento tuvo una repercusión limitada
Armi GSalıntı yaptı3 ay önce
Se repiten argumentos de diferencias naturales para justificar desigualdades sociales.
Noel Miyaralıntı yaptı3 ay önce
Agustín que, además de no alcanzar “a ver qué utilidad” puede dar la mujer al hombre, salvo la de “concebir niños”, pensaba que “las mujeres no deben ser iluminadas ni educadas en forma alguna… [sino que] deberían ser segregadas, ya que son causa de insidiosas e involuntarias erecciones en los santos varones”.
Noel Miyaralıntı yaptı3 ay önce
emancipada de las viejas tutelas patriarcales.
Noel Miyaralıntı yaptı3 ay önce
ruptura más profunda quizá radique en la liberación de la sexualidad de las mujeres.
Noel Miyaralıntı yaptı3 ay önce
Luis de León, en el siglo XVI, sistematizara el pensamiento dominante sobre las funciones de la mujer, básicamente reducidas a dos: la de ser “reina de su casa” y, por tanto, “gloria del marido y de sus hijos”.
Noel Miyaralıntı yaptı3 ay önce
cuando irrumpió como protagonista en la escena de la historia la tríada conceptual de “libertad, igualdad y fraternidad”, cuya implantación ni fue inmediata ni se hizo realidad sin enormes conflictos.
Metztli Elianaalıntı yaptı4 ay önce
El Código Civil Napoleónico hizo realidad jurídica y norma estatal esa “ley natural”, que se irradió por toda la Europa del siglo XIX.
Metztli Elianaalıntı yaptı4 ay önce
Las líderes más destacadas sufrieron o la guillotina o el exilio, de modo que se cumplió el diagnóstico de la propia Olimpia de Gouges, que “la mujer tiene el derecho de subir al cadalso”, pero nada más, ahí terminaba su igualdad.
Metztli Elianaalıntı yaptı4 ay önce
En este sentido, la Revolución francesa cortó dramáticamente, con la guillotina, esta primera irrupción del feminismo. Los clubes de mujeres fueron cerrados en ese mismo año de 1793 precisamente por el sector más extremo de los revolucionarios, por los jacobinos, y al año siguiente se prohibió drásticamente que las mujeres tuvieran presencia en la vida política.
Metztli Elianaalıntı yaptı4 ay önce
o expresó con rotundidad: “La mujer nace libre y permanece igual al hombre en derechos. Las distinciones sociales solo pueden estar fundadas en la utilidad común”.
Metztli Elianaalıntı yaptı4 ay önce
Este rasgo es importante subrayarlo porque será una constante del feminismo, la de luchar contra todo tipo de opresión que subordine y discrimine a las personas, sea por el color de la piel o por la condición sexual.
Metztli Elianaalıntı yaptı4 ay önce
Así, en abril de 1793, se ordenó que solo se quedasen en los ejércitos aquellas mujeres imprescindibles para la intendencia y en octubre de ese mismo año la Convención prohibió los clubes de mujeres. En semejante contexto revolucionario, la voz que formuló con mayor rotundidad la ruptura con el orden patriarcal fue la de Olimpia de Gouges. Plantó cara al dominio del hombre como protagonista exclusivo de los nuevos derechos civiles y políticos.
Metztli Elianaalıntı yaptı4 ay önce
Hubo casos de sociedades mixtas, como la Sociedad Fraternal de los Patriotas de los Dos Sexos, creada en marzo de 1791, pero también los hubo específicamente femeninos, como la Sociedad de Ciudadanas Republicanas Revolucionarias, fundada en febrero de 1793 por Claire Lacombe y Pauline Léon, con unas 200 mujeres, entre burguesas y del pueblo, muy activas en la pugna entre jacobinos y girondinos; y la Confederación de Amigas de la Verdad, impulsada por Etta Palm d’Alders, de origen holandés, que en 1790 lanzó su Discurso sobre la injusticia de las leyes a favor de los hombres, a expensas de las mujeres, en defensa de los derechos políticos de las mujeres y para reclamar el divorcio.
Metztli Elianaalıntı yaptı4 ay önce
En efecto, las mujeres del pueblo de París, las mujeres de los mercados y de los barrios de las clases trabajadoras se movilizaron, pidieron armas para defender la revolución y exigieron pan para alimentar a sus hijos; se integraron en los clubes políticos; formaron parte de las sociedades patrióticas.
Metztli Elianaalıntı yaptı4 ay önce
Rompía, por tanto, con el monopolio de la vida pública por parte del varón y situaba a la mujer fuera del exclusivo espacio de la familia para darle voz en igualdad con los hombres.
Metztli Elianaalıntı yaptı4 ay önce
n el monopolio de varones. Es más, el cuaderno de la anónima Madame B. B. del País de Caux fue rotundo sobre esa nueva perspectiva que ya emergía claramente feminista. Si un noble no puede representar a un plebeyo, explicaba siguiendo la lógica estamental, ni el plebeyo al noble, tampoco un hombre podría representar a una mujer, pues “los representantes —concluía— deben tener absolutamente los mismos intereses que los representados: las mujeres no podrían pues estar representadas más que por mujeres”.
Metztli Elianaalıntı yaptı4 ay önce
Primero, el rey absoluto, para solventar la crisis tan grave en que estaba sumida la monarquía, convocó los Estados Generales, es decir, la representación de los tres estados o estamentos que constituían el reino: la aristocracia, el clero y el tercer estado o pueblo que, en la práctica, era la burguesía.
fb2epub
Dosyalarınızı sürükleyin ve bırakın (bir kerede en fazla 5 tane)