es
María Luisa Bombal

La última niebla / La amortajada

Kitap eklendiğinde bana bildir
Bu kitabı okumak için Bookmate’e EPUB ya da FB2 dosyası yükleyin. Bir kitabı nasıl yüklerim?
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    Ya ves, la muerte es también un acto de vida.
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    me amarás, me desecharás y volverás a quererme. Y tal vez mueras tú, antes que yo me agote y muera en ti. No llores…»
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    ¿Por qué, por qué la naturaleza de la mujer ha de ser tal que tenga que ser siempre un hombre el eje de su vida?
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    Porque el no amarlos demasiado sea tal vez la mejor prueba de amor que se pueda dar a ciertos seres, en ciertas ocasiones.
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    Entonces había conocido la peor de las soledades; la que en un amplio lecho se apodera de la carne estrechamente unida a otra carne adorada y distraída.
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    ¡Es posible que en algunas semanas nuestros sueños y nuestras costumbres, cuanto parecía formar parte de nosotros mismos pueda volvérsenos ajeno!
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    hubieras querido, de tu desgracia y mi desdicha hubiéramos podido construir un afecto, una vida
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    Oh, Fernando, me habías envuelto en tus redes. Para sentirme vivir, necesité desde entonces a mi lado ese constante sufrimiento tuyo.
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    Mucho, mucho debió quererla para escuchar tantos años sus insidiosas palabras, para permitirle que le desgarrase así, suave y laboriosamente, el corazón.
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    Tal vez amaba en ti ese patético comienzo de destrucción. Nunca hermosura alguna me conmovió tanto como esa tuya en decadencia.
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    Oscuramente presentía que Fernando se alimentaba de su rabia o de su tristeza;
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    Y puede, puede así, que las muertes no sean todas iguales. Puede que hasta después de la muerte todos sigamos distintos caminos.
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    Ahora comprende también que en el corazón y en los sentidos de aquel hombre ella había hincado sus raíces; que jamás, aunque a menudo lo creyera, estuvo enteramente sola; que jamás, aunque a menudo lo pensara, fue realmente olvidada.
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    Comprende que en ella dormía, agazapado, aquel amor que presumió muerto. Que aquel ser nunca le fue totalmente ajeno.
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    El resto de la noche se lo pasó enjugando, muda y llorosa, el río de sangre en que se disgregaba esa carne tuya mezclada a la mía…
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    Me sentía floja, sin deseos, el cuerpo y el espíritu indiferentes, como saciados de pasión y dolor.
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    «Ven», gimiendo «No me dejes»; y las palabras «Siempre» y «Nunca».
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    Hubieras podido. Yo no habría tenido miedo mientras me sostuviera ese abrazo.
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    Pero yo sólo estaba atenta a ese abrazo tuyo que me aprisionaba sin desmayo.

    Hubieras podido llevarme hasta lo más profundo del bosque, y hasta esa caverna que inventaste para atemorizarnos,
    mariel.alıntı yaptı3 ay önce
    Años después fue entre nosotros el gesto dulce y terrible cuya nostalgia suele encadenar para siempre.
fb2epub
Dosyalarınızı sürükleyin ve bırakın (bir kerede en fazla 5 tane)