es
Sanz Marta,Clara Usón,Sara Mesa,Pilar Adón,Cristina Fallarás,Edurne Portela,Cristina Morales,Nuria Barrios,María Sánchez,Flavita Banana,Laura Freixas

Tsunami. Miradas feministas

Kitap eklendiğinde bana bildir
Bu kitabı okumak için Bookmate’e EPUB ya da FB2 dosyası yükleyin. Bir kitabı nasıl yüklerim?
Citlalli Dunnealıntı yaptıgeçen yıl
Buscamos un feminismo integrador con el que se puedan sentir identificadas y solidarias todas las mujeres y no sólo las que se preocupan por los techos de cristal. Los techos de cristal y el efecto invernadero queman las flores. Otras –las kellys, las madres pobres en hogares monoparentales que dan a sus hijos leche aguada, las cuidadoras explotadas dentro y fuera de sus hogares– son envenenadas poco a poco con pastillas blancas que, al reducir la ansiedad, opacan el síntoma, el gusano, la rabia. Muchas mujeres siguen gritando de desesperación. Otras tenemos la boca seca por los efectos secundarios del lorazepam.
Limón partidoalıntı yaptıgeçen yıl
Cada vez más mujeres queremos juntar relatos con los que mirarnos y remirarnos para reconstruirnos
Erika Daniela Coronel Pérezalıntı yaptı10 ay önce
generación brilla, no para de rescatar mujeres científicas, intelectuales, escritoras, pensadoras, artistas… pero yo no dejo de pensar en las manos de mi madre y de mi abuela. En ellas. ¿Quién escribe sobre ellas? ¿Quién repone esa especie de herida abierta que siempre llevan en la frente?
Erika Daniela Coronel Pérezalıntı yaptı10 ay önce
La madre comentó con evidente orgullo que estaba aprendiendo a ser feminista gracias a su hija, que ésta le había abierto los ojos ante una realidad que antes intuía como injusta pero que no había sabido ver y, mucho menos, denunciar.
Ale Luévanoalıntı yaptıgeçen yıl
«Los hombres no es que no nos quieran, es que no nos ven», dice Rosa Regàs
Leonardo Hernandezalıntı yaptıgeçen yıl
¿Y mi madre? Durante años presencié un espectáculo que me resultaba incomprensible, aunque por lo visto a nadie más que a mí le llamaba la atención; y era éste: una persona adulta, una persona teóricamente libre, dedicaba los mejores años de su vida, sin que ninguna ley la obligara, sin que nadie le pusiera una pistola en la sien, a hacer algo que odiaba. Mi madre odiaba el trabajo de ama de casa; lo odiaba con todas sus fuerzas, lo odiaba con toda su alma, lo odiaba, lo odiaba, lo odiaba… y lo hacía. Cuántas frases suyas recuerdo perfectamente por haberlas oído mil veces…
Ale Luévanoalıntı yaptıgeçen yıl
para no «dejar fuera, al llegar a casa, provincias enteras de su alma», como decía que decía Ortega
Floreen Malıntı yaptı3 ay önce
Si no avanzamos todas, no avanzamos ninguna.
Floreen Malıntı yaptı3 ay önce
En nuestra cultura lo masculino no ofende, pero lo femenino «contamina».
Floreen Malıntı yaptı3 ay önce
Pero tanto una como otra tuvieron muy claro que en un mundo dominado por hombres la conquista de una habitación propia era indispensable.
Floreen Malıntı yaptı3 ay önce
Una de las cosas bonitas de este nuevo impulso feminista es cómo nos ha permitido revisar experiencias y actitudes de nuestro pasado y resignificarlas para entendernos a nosotras mismas, pero también entender a nuestras madres, a nuestras abuelas.
Floreen Malıntı yaptı4 ay önce
No podemos rendirnos, ni retroceder, ni quedarnos quietas; en estos últimos años hemos descubierto algo que desconocíamos: juntas, tenemos poder
Floreen Malıntı yaptı4 ay önce
«la gran mente es andrógina»
Floreen Malıntı yaptı4 ay önce
descubrí allí algo que me ha acompañado desde entonces: interlocutoras, compañeras, amigas, mujeres con las que dialogar, charlar, debatir, reír, compartir, de las que aprender. Ya no estaba sola en mi indignación, ni obligada a callarme la rabia por incomprensión del entorno. Con su ayuda empecé a conseguir algo que me ha preocupado siempre, que aún me preocupa: encauzar la furia que me provoca la injusticia, no dejarme aplastar por ella. Darle buen uso, convertirla en algo positivo: en compañerismo, en aprendizaje, en estímulo intelectual.
Floreen Malıntı yaptı4 ay önce
Así nos llegan las historias familiares, a retazos, fragmentos iluminados rodeados de oscuridad).
Claudia Melissaalıntı yaptı4 ay önce
Los techos de cristal y el efecto invernadero queman las flores.
Floreen Malıntı yaptı4 ay önce
La chica es de lágrima fácil, cascarilla sin relleno, pelusa sin agarre, y se derrumba con facilidad.
Floreen Malıntı yaptı4 ay önce
Calla porque siempre calla, porque está acostumbrada a callar, pero no para sus adentros, no ahí, en su interior, donde están empezando a crecer las palabras que algún día, muchos años después, serán escritas
Pamela Ipinza Mayoralıntı yaptı4 ay önce
comparten su visión de qué ha pasado en los últimos tiempos y de cómo ha cambiado nuestra manera de nombrar las cosas; de fijarnos en la cotidianidad; de repasar nuestras genealogías y nuestra biografía, las de nuestras madres y las de nuestras abuelas; de reinterpretar el cuerpo, los tabúes, las palabras, el mal humor, el silencio. Incluso cierta felicidad. De repensar la escritura, sus marcas y su carnalidad. Los amores que son pinchitos que se clavan en los dedos después de comer un higo chumbo.
Mónica Díazalıntı yaptı5 ay önce
Sin tener que seguir escuchando por parte de ellos y también de algunas de ellas «¿hasta dónde queréis llegar?», como si la pregunta real fuera «¿hasta dónde creéis que os vamos a dejar llegar?».
fb2epub
Dosyalarınızı sürükleyin ve bırakın (bir kerede en fazla 5 tane)