es
VVAA

Cuentos de brujas de escritoras victorianas (1839–1920)

Kitap eklendiğinde bana bildir
Bu kitabı okumak için Bookmate’e EPUB ya da FB2 dosyası yükleyin. Bir kitabı nasıl yüklerim?
    Claudia Damianalıntı yaptı2 yıl önce
    Solo pensaba en el momento en que la oscuridad había caído de pronto sobre ella, y todo por esa mujer; esa bruja; esa hechicera cuyo maligno poder se había cobrado una víctima tras otra; esa cautivadora de la que hablan los poemas y los relatos
    América López Leónalıntı yaptı7 gün önce
    –Máteme –dijo–. Máteme aquí con sus propias manos. No le tengo miedo a la muerte; no tengo nada por lo que vivir; solo tengo miedo de la tortura, de morir gritando mientras hombres diabólicos se regodean con mi agonía. Máteme ahora; es la única salida.
    América López Leónalıntı yaptı7 gün önce
    ¿Qué has dicho para que te condenen por bruja?

    Ella suspiró cansada.

    –Nada, que yo sepa. Dijeron que la abuela era una bruja; y yo vivía con ella.

    –¿Es cierto? ¿Practicaba tu abuela artes mágicas?

    –Podía dormir a las personas moviendo las manos por encima de ellas. Podía curar acariciando la zona que les dolía. ¿Es eso malvado?
    América López Leónalıntı yaptı7 gün önce
    Hacía tan solo seis meses, una anciana, viuda de un marinero –quien había guardado el secreto de un preparado de hierbas que su marido había traído de tierras lejanas–, había sido arrastrada al agua, sumergida y torturada cruelmente antes de darle muerte. El suceso había despertado el instinto cazador de la multitud. Una vez saboreado el júbilo salvaje de la persecución, la captura y la destrucción, sintieron ansias de más. Y no habían pasado muchos meses cuando empezó a circular el cuento de dos brujas que sin duda alguna tenían poderes ocultos y que vivían en las profundidades del bosque de Hanarec, donde, como todo el mundo sabía, había pumas, por lo que ninguna mujer que no estuviera protegida por poderes satánicos podía vivir allí a salvo.
    América López Leónalıntı yaptı7 gün önce
    –Y, al decir de la gente, al otro lado de la muerte, viéndose sola (demasiado culpable quizá para el Cielo pero, al mismo tiempo, demasiado inocente para el Infierno) busca quien se una a ella para hacerle compañía; quiere ovejas, vacas y caballos, como tenía en sus granjas. Por eso vuelve locos a los animales, y también a los humanos, para que bajen al río. Ellos la ven, según dicen, o reciben una señal que de algún modo apunta a la forma en que murió. Si la ven, viene a buscarlos una, dos y tres veces, y es esa tercera vez cuando se sienten forzados a seguirla.
    América López Leónalıntı yaptı7 gün önce
    –Era infeliz porque su marido no le prestaba la debida atención. Este tenía… otras cosas de las que ocuparse, y el encanto que ella había tenido una vez para él se perdió. La dejaba sola demasiado a menudo. Su salud se deterioró, según dicen, de tanto preocuparse, y así se sumió en un estado melancólico, de suerte que se pasaba el tiempo llorando y deambulando arriba y abajo por la orilla del río Roscawen. Pudo haberse caído, no se sabe con seguridad; pero todos dieron por sentado que había sido un suicidio, y se la enterró en la encrucijada.
    América López Leónalıntı yaptı7 gün önce
    Fue joven y hermosa una vez, y adinerada, pues poseía tierras por derecho propio, además de rebaños. Pero se volvió muy infeliz…
    Danielalıntı yaptıgeçen ay
    la célebre bruja de Berkeley, quien recibió el castigo por sus pecados a mitad del siglo ix
    Danielalıntı yaptıgeçen ay
    Ni siquiera el más enérgico oponente al Delirio de la Brujería se atrevía a rechazarlo de plano; ni el hombre más osado ni el pensador más libre eran capaces de redimir a su mentalidad de esta horrible atadura, esta pesadilla, este mero fantasma del miedo y la ignorancia humanos, esta mentira espantosa, este delirio mórbido, ni de abandonar la servil adoración a Satán por la alegre libertad de Dios y la Naturaleza
    Danielalıntı yaptıgeçen ay
    Pero ni la razón ni la lógica tenían cabida en este asunto, que se sustentaba únicamente en el miedo y en ese oportuno ateísmo del miedo, que niega el poder de Dios y la inmaculada belleza de la Naturaleza para exaltar en su lugar la supremacía del Diablo
    Danielalıntı yaptıgeçen ay
    si de verdad hubieran sido capaces de transportarse por el aire a donde quisieran fuera cual fuere la distancia, se habrían mostrado un tanto escurridizas en la cárcel, y poco dispuestas a quedarse en ella por el placer de ser torturadas y, por último, quemadas
    Danielalıntı yaptıgeçen ay
    Sin embargo, el mundo supersticioso de la época no veía nada extraño e incoherente en el hecho de que esas mujeres vivieran en la más extrema pobreza
    Danielalıntı yaptıgeçen ay
    se les atribuían todos los poderes salvo el de la omnipotencia
    Danielalıntı yaptıgeçen ay
    Aquellas a las que se tacha de brujas son mujeres por lo general viejas, cojas, de ojos legañosos, pálidas, malolientes y llenas de arrugas; pobres, hurañas, supersticiosas y papistas, cuando no reniegan de toda religión; mujeres en cuya razón adormecida ha encontrado el diablo un cómodo aposento, de tal modo que, sea cual sea el daño, infortunio, calamidad o masacre que sobrevenga, se convencen sin dificultad de que es obra suya, lo cual alimenta en su cabeza una fantasía ardiente y pertinaz».
    Danielalıntı yaptıgeçen ay
    Cualquier mujer anciana con el rostro arrugado, vello en el labio, un diente prominente, ojos estrábicos, voz chillona, lengua viperina, un abrigo harapiento en la espalda, un gorro en la cabeza, un espetón en la mano y un perro o un gato a su lado no solo es sospechosa de ser una bruja, sino acusada como tal
    Danielalıntı yaptıgeçen ay
    No obstante, fue su interés en lo sobrenatural lo que consolidó su fama con la publicación de Witch Stories en 1861. Fruto de un exhaustivo trabajo de investigación, el libro describe la mayoría de los casos importantes de brujería en Inglaterra y Escocia
    Danielalıntı yaptıgeçen ay
    primera mujer periodista
    Danielalıntı yaptıgeçen ay
    Eliza Lynn Linton (1822-1898) ocupa con todo merecimiento el primer lugar en esta colección, pues su libro Witch Stories [Historias de brujas] es sin duda alguna la obra más destacada sobre el tema de la brujería escrita por una dama victoriana.
    Danielalıntı yaptı2 ay önce
    La Piedra del Diablo» y «Magia negra»
    Danielalıntı yaptı2 ay önce
    la venganza colonial contra el Imperio británico
fb2epub
Dosyalarınızı sürükleyin ve bırakın (bir kerede en fazla 5 tane)