es
Ricardo Piglia

Los casos del comisario Croce

Kitap eklendiğinde bana bildir
Bu kitabı okumak için Bookmate’e EPUB ya da FB2 dosyası yükleyin. Bir kitabı nasıl yüklerim?
    Fernandoalıntı yaptı3 ay önce
    El lenguaje es la realidad inmediata del pensar, se dijo Croce. O sea, dedujo, que entre el pensamiento y lo real, las palabras serían el puente, la mediación, el nexo
    Fernandoalıntı yaptı4 ay önce
    De las hipótesis posibles, la verdadera resultó la más sorprendente. Un hombre abandona a su familia, su posición, el dinero que tiene en el banco, y cambia de vida o desaparece. Ella pensó que se había fugado y en un sentido esa presunción era cierta. No había adoptado la identidad de otro, había olvidado su propia identidad.
    Fernandoalıntı yaptı4 ay önce
    Carmen, desde luego, veía esa ostentación como un gesto de debilidad que expresaba la ascendencia modesta de una familia de inmigrantes italianos.
    Fernandoalıntı yaptı4 ay önce
    Al tiempo, junto con el desconcierto, empezó a sentir que tendría que haber sido más buena con él, menos exigente, tal vez menos irónica. Lentamente se dio cuenta de que lo quería y lo extrañaba. No era cierto que lo menospreciaba; se había hecho solo, había llegado de la nada a un lugar destacado.
    Fernandoalıntı yaptı4 ay önce
    Había una relación entre la plata y el agua. ¿O acaso no se hablaba de liquidez para referirse al dinero que fluye? Dinero líquido, liquidez, lavado de dinero
    Fernandoalıntı yaptı4 ay önce
    le había tocado escuchar a un acusado que decía ser sobrino de la Virgen de Luján
    Fernandoalıntı yaptı4 ay önce
    Marga era comprensiva, demasiado comprensiva, le explicó el telefonista a Croce, lo trataba como si él estuviera en peligro. Su mujer sabía, él sabía que ella sabía, pero nadie decía nada. Ese era el pacto, concluyó el telefonista.
    Fernandoalıntı yaptı4 ay önce
    No había que analizar las razones, sino los efectos. Las consecuencias que va a tener el acontecimiento al analizarlo y no antes. «No antes», pensó, «nunca antes.»
    Fernandoalıntı yaptı4 ay önce
    no para, y solo para cuando está planeando nuevas paradas. Para», pensó. «Ajá, ¿para qué? Para saber su paradero... Para en un parador, en un paraje de algún páramo del litoral por ahí», dijo, y miró el horizonte. Así pensaba Croce, aliterando, veía una sinonimia y ya no paraba y se perdía entre los cardos.

    –Parado, pienso mejor parado
    Rafael Ramosalıntı yaptı6 ay önce
    Estos comisarios del género son siempre un poco ingenuos y fantasmales, porque, como decía con razón Borges, en la vida los delitos se resuelven –o se ocultan– usando la tortura y la delación, mientras que la literatura policial aspira –sin éxito– a un mundo donde la justicia se acerque a la verdad.
    RICARDO PIGLIA
    Buenos Aires, 3 de marzo de 2016
    Rafael Ramosalıntı yaptı6 ay önce
    Consistencia. Principio básico que indica que las políticas, los métodos de cuantificación y los procedimientos contables deben ser los apropiados para reflejar la situación, debiendo aplicarse con criterio uniforme a lo largo de un período y de un período a otro. Solidez, duración de una cosa. Coherencia entre las partículas de una masa. El pensar consistente, dijo Croce, esa es mi ilusión.
    Rafael Ramosalıntı yaptı6 ay önce
    Croce dijo: Busco el pensar austero. Nadie es dueño de sus pensamientos. No existe algo como las ideas propias, pensar es apropiado o no es apropiado. El pensar no tiene nada que ver con la propiedad privada, concluyó
    Rafael Ramosalıntı yaptı6 ay önce
    Cuando llegaron a la estación, eran las nueve. Entraron al bar a comer algo. El viejo pidió un arroz con manteca y un vaso de vino.
    –¿Lo quiere tinto o blanco? –preguntó Rosa.
    Rafael Ramosalıntı yaptı6 ay önce
    –La felicidad –dijo el viejo– siempre es casual y siempre nos sorprende. Aspiramos a ella, y esa inminencia y esa espera nos permiten vivir
    Rafael Ramosalıntı yaptı6 ay önce
    –Interesante su conferencia –dijo Croce–, pero en la vida las cosas son distintas.
    –Sí –replicó el viejo–, en la realidad la policía tortura y usa la delación como sistema de inferencia.
    –No todos. –Y después de una pausa agregó–: También hay escritores que son de la peor calaña.
    –La mayoría, pero no seamos platónicos. No existen el policía o el escritor. Toda ética ha de ser personal y tratar casos individuales.
    –De acuerdo –dijo Croce–, uno empieza a generalizar y termina en el nazismo.
    –O, sin ir más lejos, en el evidente Perón –dijo el viejo–, versión militar del horror
    Rafael Ramosalıntı yaptı6 ay önce
    »La literatura policial se funda en la tensión insalvable entre el crimen y el relato. En realidad, es una diferencia esencial: el crimen tiende al silencio, a la huella borrada, y está fuera del lenguaje, mientras que el relato hace hablar a lo que se mantiene oculto, dice de más, revela y delata. En este sentido, el género se funda en una paradoja: cuando el crimen es perfecto, es invisible y es abstracto, y por lo tanto no se lo puede reconstruir. Están sus huellas, pero sus huellas no llevan a ningún lado
    Rafael Ramosalıntı yaptı6 ay önce
    Y entonces apareció una luz que descendía del cielo para iluminar el coche.

    Croce calculó que el faro instalado en la fábrica abandonada de Luca Belladona, que tiraba una claridad líquida y circular, combinado con el sol, había producido durante un instante interminable una luminosidad mística.
    Rafael Ramosalıntı yaptı7 ay önce
    La dama y él mintieron, pero por razones distintas. Ella para vengarse y él para sostener la comedia de su hombría. «La mentira a veces es un camino para que triunfe la ley», concluyó sarcástico Croce.
    Rafael Ramosalıntı yaptı7 ay önce
    –La historia lo ha traicionado –dijo Croce–. Vivió en carne propia la catástrofe del socialismo. No le quedó nada.
    Rafael Ramosalıntı yaptı7 ay önce
    –Vivía las derrotas políticas de la clase obrera como parte de su biografía personal.

    –Un hombre histórico –dijo el Francés.
fb2epub
Dosyalarınızı sürükleyin ve bırakın (bir kerede en fazla 5 tane)