Pedro B. Rey

Trieste. Un cuento

    Marlenealıntı yaptıgeçen yıl
    Aunque torpe, todavía conservo reflejos, y, aunque no creo en dios, a su abstracción me encomendé.
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    Fue pura casualidad: para distraer la presencia del cerco, él había salido a deambular por la zona que todavía le quedaba habilitada y de pronto vio un hombre con aspecto de dandi que, sin advertirlo, atravesaba la plancha de vidrio
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    comenzó a acorralar un trastorno insólito, sin antecedentes, que de manera gradual, pero cada vez más acelerada, le fue vedando el acceso al resto de la ciudad
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    Qué hacer cuando la ficción se torna de pronto real, cuando aquello que se pensaba imposible se vuelve realizable
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    champagne y se aburría como una ostra, rodeada de moscas
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    novia de ocasión tomaba copa tras copa de
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    y desde entonces le sacaba el jugo cada fin de semana con una compañía femenina distinta;
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    una sociedad a la que el futuro le quedaba tan lejos,
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    omando confianza, lo zarandeaba por los hombros, se inclinaba hacia él en un aparte, le declaraba su admiración por
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    manos inquietas; en las manos, cigarrillos en cadena
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    La inesperada aparición final de aquel pintor, uno de esos perezosos vividores, dio por sentado, que hace pasar la simplicidad artesanal de su oficio por una forma de actividad más alta, lo dejó con ganas de conocer más sobre él.
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    Qué impasibilidad la del aludido. Ojalá yo pudiera hacerme tratar así, con esa regalía.
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    Parecía remedar la actitud del genio leonardino cuando planificaba aquella cena última, cuando desperdiciaba días y días mirando la pared vacía, haciéndose mantener como una estrella, en el entretanto, por la institución religiosa que le había comisionado el fresco.
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    mecánicas que me crispan los nervios y me impiden cualquier concentración
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    que hay en verdad es un nudo. Venimos todos del mismo lodo, estamos hermanados con los santos y los criminales
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    No es de buena suerte contar lo que se escribe, pero ya no estoy en edad para la supersti
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    ión, y decirla tal vez me ayude
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    Me dije: tal vez deba intentar trabajar en mi gran novela varada, que traje conmigo mismo, condenado como estaba de pronto al internamiento
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    Era un viento cualquiera, pero fuerte
    Guadalupe Nuñezalıntı yaptıgeçen yıl
    e tenido que quedarme en el hotel encerrado, acediado.
fb2epub
Dosyalarınızı sürükleyin ve bırakın (bir kerede en fazla 5 tane)