es
Daisy Hernández

Un vaso de agua bajo mi cama

Kitap eklendiğinde bana bildir
Bu kitabı okumak için Bookmate’e EPUB ya da FB2 dosyası yükleyin. Bir kitabı nasıl yüklerim?
    Paola M. Arvizualıntı yaptı5 ay önce
    Nada es más vulnerable que las palabras que salen de nuestras bocas, porque nada tiene más poder.
    Masa'n Xikolhikalıntı yaptı5 ay önce
    Antes del amor, la memoria
    Masa'n Xikolhikalıntı yaptı5 ay önce
    Periodismo: una palabra sofisticada para decir que pasé muchos días con mis manos en las historias de otras personas, preguntando y respondiendo, porque nada sucede como un fenómeno aislado, especialmente cuando tiene que ver con el idioma. Nada es más vulnerable que las palabras que salen de nuestras bocas, porque nada tiene más poder.

    Yo tenía palabras en 1980. Eran del color del cobre y las cenizas y las granadas.
    Masa'n Xikolhikalıntı yaptı5 ay önce
    Cuando mi contrato con la revista Ms. llegó a su fin, seguí escribiendo. Quería entender las preguntas de mi mamá, y a mi tía Dora, quien pensaba que yo era una india; también quería entender a mi papa, que bebía mucho. Necesitaba ver sobre el papel a las mujeres y al padre que había amado, rechazado y traicionado, y escribirlos sin la mancha del hombre blanco que pensaba que nuestras vidas y nuestras historias debían ser derribadas con un buldócer.

    También quería testificar. Decir: esto sucedió. Estas historias silenciosas sucedían mientras los hombres en traje de Washington agitaban sus guerras privadas en Centroamérica, cuando comenzaron a empujar las fronteras hacia los desiertos, cuando insistieron con su política de «No preguntes, no digas», cuando firmaron el nafta
    Masa'n Xikolhikalıntı yaptı5 ay önce
    que en el momento tenía doce años y no conocía la traducción al español de condemned. No tenía palabras en mi idioma que dijeran esta fotografía en la pared, esta olla de fríjoles negros, la radio que escuchamos todos los días, las historias que nos cuentas… él está diciendo que nada de esto importa. Que no solo deberíamos tirarlo, sino que debería demolerlo una aplanadora.
    Iveth Rodríguezalıntı yaptıgeçen yıl
    Escribo sobre los lugares que se encuentran entre el español y el inglés, entre las historias de mi mamá y las mías.
    Iveth Rodríguezalıntı yaptıgeçen yıl
    Soy tan joven. Creo que el idioma es todo lo que una mujer
    necesita.
    Iveth Rodríguezalıntı yaptıgeçen yıl
    Mi mamá es una experta en la relación entre silencio e idioma.
    Iveth Rodríguezalıntı yaptıgeçen yıl
    fronteras que no se desplazan bajo nuestros pies, sino que crecen con cada paso que damos
    Iveth Rodríguezalıntı yaptıgeçen yıl
    Las palabras y los dichos son como los espíritus de los muertos. Pertenecen a un lugar y a un tiempo específicos, pero se mueven. Vuelan. Sobreviven a la colonización y a la pobreza. Se adaptan a nuevas geografías, incluso florecen.
    Iveth Rodríguezalıntı yaptıgeçen yıl
    Memorizo más palabras. Echo a rodar las canicas en mi boca y las escupo en pruebas y con amigas que hablan únicamente inglés.
    Iveth Rodríguezalıntı yaptıgeçen yıl
    Juntas, anteponemos los artículos españoles «el» o «la» antes de los sustantivos en inglés, de tal manera que producimos sintagmas como el vacuum, el color purple, la teacher. Decimos «Abra la window», «Papi está en el basement» y «Ya pagamos el mortgage». Esto no es sencillo. Lleva tiempo, capacidad para negociar, persistencia.
    Iveth Rodríguezalıntı yaptıgeçen yıl
    Mami es distinta. Cree en treguas, en zonas neutrales, incluso en tratados.
    Iveth Rodríguezalıntı yaptıgeçen yıl
    La pobreza en Latinoamérica significa que muchas personas no pueden firmar su propio nombre, mucho menos leer o escribir. Escribir tu nombre es una señal de progreso, sin importar lo que estés firmando.
    Iveth Rodríguezalıntı yaptıgeçen yıl
    Nunca hay una sola cosa de nada en este mundo. Hay muchas vírgenes, muchas mujeres, muchos sonidos en español.
    Iveth Rodríguezalıntı yaptıgeçen yıl
    Las cartas son puertas de papel que únicamente las personas especiales pueden abrir.
    Iveth Rodríguezalıntı yaptıgeçen yıl
    Nuestro idioma es el español, y hay muchos tipos de español. Sobre todo, está el español dinamitado de mi padre cubano y sus amigos, que abofetea el aire, la parte de atrás de mi cabeza y el interior de mis oídos. También existe el español del puertorriqueño con el que se ha casado tía Rosa. Sus palabras se parecen a las palomitas de maíz cuando comienzan a explotar. Por último, está el español colombiano. El idioma de Mami no se resquebraja ni rebota. Se mantiene cercano a la tierra, a las manos gruesas y al lado liso de las piedras.
    tanalıntı yaptıgeçen yıl
    escribo que tendré únicamente un solo Dios y nunca me robaré la esposa de un amigo
    tanalıntı yaptıgeçen yıl
    Un hombre que bebe demasiado es un secreto a voces. Nadie habla al respecto porque todos beben
    tanalıntı yaptıgeçen yıl
    No hay nada que esconder. Pero hay mucho para ver
fb2epub
Dosyalarınızı sürükleyin ve bırakın (bir kerede en fazla 5 tane)